Estocolmo – día 2

Tras innumerables intentos de conseguir un desayuno (fue divertido pero la organización del comedor era un poco caótica, la verdad), conseguimos que nos trajeran café y leche… algo después llegaron los vasos. Desayunamos bocadillos de pepino con algo que aún hoy no hemos logrado identificar pero que le daba un puntito misterioso muy resultón (aunque un año después ya no recuerdo los matices, claro).


Nos ponemos en marcha hacia el Museo Vasa. El Vasa es un barco de guerra construído por orden de Gustavo Adolfo II. Estaba llamado a ser el orgullo de la flota sueca. Tenía más y más potentes cañones que ningún otro de sus barcos, era un barco creado a lo grande para asombrar al mundo… y lo hizo porque,  en el mismo día de su botadura, se hundió antes incluso de salir del puerto. Para ello únicamente fueron necesarias dos ráfagas de viento (tampoco un viento huracanado) que hicieron que el barco se escorara de manera que el agua empezara a entrar por los cañones y lo hundiera en el fondo del puerto de Estocolmo hasta que en la década de los 50 un investigador particular se empeñara en reflotarlo, lo cual no fue nada fácil (en los audiovisuales del museo -hay una versión en español- se explica todo el proceso. También hay visitas guiadas en español durante el verano a las 13:30).
La visita nos parece muy interesante y, pese a fotografiar el barco desde todos los ángulos posibles, no nos sale ni una foto decente (la iluminación es muy puñetera).
De camino a Gamla Stan nos comemos una hamburguesa en un Mc Donald’s (creo que no hace falta que reseñe el tipo de restaurante ni de comida).
Vista de fachadas de casas en Gamla Stan
Ya en Gamla Stan lo primero que vemos es la Stortorget (Plaza Grande, en la primera foto), una de las imágenes más emblemáticas de la ciudad. Siguiendo la calle Trångsund, una de las que parten de la plaza, llegamos a la Catedral Medieval de Estocolmo, donde podemos ver, entre otras cosas, la estatua de San Jorge y el Dragón.
Riddarlsholmkyrkan

Gamla Stan nos cautiva con sus callejuelas, sus casas de colores cálidos y sus gnomos y trolls repartidos aquí y allá.

Dejamos atrás 
Riddarlsholmkyrkan y nos sentamos un rato junto al mar en Evert Taubes Terrass, desde donde podemos contemplar el Ayuntamiento de Estocolmo en la isla de enfrente, y volvemos al Ristorante Capri a repetir la experiencia (esta vez el camarero no nos engaña, más que nada porque no estamos en su zona y nos atiende otro).


Nos vamos a dormir para coger fuerzas para el día siguiente, que tenemos que coger un avión hacia Oslo a las 9:10, y entre las dos horas de antes y el traslado al aeropuerto hay que levantarse prontísimo.

 
Si quieres saber cómo continuó nuestra aventura sigue la pista de Noruega.
 

Ruta:

A) Backpackers Inn
B) Museo Vasa
C) Stortorget
D) Storkyrkan (Catedral)
E) Tyska kyrkan (iglesia alemana)
F) Riddarlsholmkyrkan
G) Evert Taubes Terrass
H) Ristorante Capri

Alojamiento: Backpackers Inn *****
Fecha: 5 de agosto 2009

Anuncios

2 comentarios en “Estocolmo – día 2

  1. Me había olvidado de nuestra pequeña odisea del desayuno… En cuanto al Vasa… qué decir? Es de ser inútiles!! Comentar también a los posibles viajeros que en el Museo del Vasa si pides 4 entradas sólo te cobran 2!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s