Escocia – día 7: Skye (Hebrid Islands)

Empezamos el día con un desayuno escocés. La verdad, nos apetece bastante poco comer salchichas, huevos y judías a estas horas de la mañana, pero hacemos lo que podemos, ya que Martin nos lo ha cocinado con todo su amor.

Después de despedirnos nos ponemos en marcha, va a ser un día movido pero de poca carretera comparado con los tutes de otros días. En pocos kilómetros estamos ya en el Skye Museum of Island Life, primera visita del día. El museo se compone de un conjunto de casas que reproducen la vida en la isla durante el siglo XIX. En ellas podemos encontrar mobiliario y todo tipo de herramientas de la época, así como fotografías y documentación variada. Nos sirve para pensar en la isla como algo más que un paraíso natural para visitantes ocasionales; vivir allí en aquellos tiempos debía de ser muy duro.
Kilt Rock

De nuevo, paciencia y carretera. Ya casi nos hemos acostumbrado a conducir por carreteras de doble sentido de un solo carril y no queremos irnos de allí sin llevarnos un recuerdo de los passing place que hay cada dos pasos para apartarse en caso de que venga alguien de cara.

Llegamos al Kilt Rock, visita obligada de la isla. Como casi todos los lugares de interés, fácilmente sabrás cuando has llegado por la cantidad de coches y autocares que puedas ver aparcados, aparentemente en medio de la nada. Ha llegado el momento de pararse, o hemos llegado o nos hemos topado con otro punto de interés turístico. En nuestro caso esperábamos encontrar primero el Old Man of Storr (obviamente estábamos equivocados).
Toma el nombre del kilt, la falda típica escocesa, ya que la roca tiene la forma de una falda plisada. Nos acercamos al mirador y no nos cuesta demasiado hacernos con un espacio para contemplar la vista y hacer nuestras propias fotos.
Nos dirigimos, esta vez sí, al Old Man of Storr, sin la intención de llegar hasta él a pie, puesto que pese a que Escocia es perfecta para el trekking nosotros no vamos en ese plan. Vuelve a aparecer ante nosotros un montón de coches fuera incluso del aparcamiento; está claro que hemos llegado. Aparcamos donde podemos y comenzamos a caminar pensando que en breve (sin determinar) tendremos una visión, aunque lejana, del Old Man of Storr que, por otra parte, hemos visto desde la carretera. Ni breve ni no breve, no llegamos a divisarlo después de caminar casi media hora (a ojímetro). Llegamos al final del camino que arranca del parking y que sube a través del bosque y vemos, eso sí, como de repente se abre en paisaje y el camino sigue subiendo, ya sin árboles alrededor, mucho más allá (y mucho más cuesta arriba) de lo que teníamos pensado. Ha llegado la hora de sentarse un rato y contemplar el paisaje, que ya desde allí merece la pena.

Dun Beag Broch

De camino a Portree vemos indicaciones hacia Dun Beag Broch, un fuerte de unos dos mil años que no está en nuestra agenda pero que vale la pena visitar, no sólo por el interés que él mismo tiene, sino también por el paisaje que se contempla desde el mismo. Cuando el tiempo lo permite uno puede darse el lujo de improvisar y aprovechar oportunidades como ésta.

Llegamos a Portree, la ciudad más importante de Skye, con el desayuno en los pies. Aparcamos y por unos minutos somos presa del pánico; la puerta del maletero no cierra. Después de diez minutos de intentos baldíos podemos irnos a comer (no hay nada que un golpecito en el lugar adecuado no pueda arreglar). Comemos en el Café Arriba, muy bien, por cierto, y bajamos al puerto, que es la típica imagen de Portree. Lamentablemente, con la marea baja la foto cambia, y mucho. Aun así paseamos por él y por el resto del pueblo antes de salir hacia Dunvegan Castle.
Llegamos a Dunvegan una hora después del cierre. Ya contábamos con ello y pensábamos verlo simplemente por fuera pero esto no es posible desde la puerta de entrada, que no deja ver el castillo. Ha sido un día muy movido y estamos cansados, así que volvemos a Uig, donde nos volvemos a alojar, aunque en otro lugar ya que no había dos noches disponibles en el anterior.
Llegamos al Laurel Bank B&B, regentado por una pareja de ancianitos entrañables. Es un sitio encantador, limpio, acogedor y lleno de detalles para hacerte la estancia agradable. Los dueños, además, nos tratan muy bien. Se nota que todo en aquel sitio está hecho con el cariño de quien disfruta con lo que hace.
Lugares de interés visitados: Skye Museum of Island Life, Old Man of Storr, Kilt Rock, Dun Beag Broch, Portree
Distancia recorrida: 130 km.
Alojamiento: Laurel Bank B&B *****
Fecha: 14 de agosto 2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s