Escocia – día 8: Skye – Fort William

El día empieza con un desayuno materialmente imposible de terminar (lamentablemente, porque está todo buenísimo). Cuando nos levantamos, nos encontramos con una mesa puesta para un marqués y con absolutamente todo lo que te podría apetecer para desayunar (café, té, zumos naturales, fruta, cereales, diferentes, tipos de pan y queso de la zona, mermelada casera…). Después de comer todo lo humanamente posible (es decir, la mitad de lo ofrecido) y de escribir nuestra dedicatoria más sentida en su libro de huéspedes, dejamos el Laurel Bank B&B y salimos de Uig en dirección a Kyle of Lochalsh, donde tenemos pensado hacer el tour de dos horas del Seaprobe Atlantis. Cuando llegamos acaba de salir uno y tenemos  que hacer dos horas de tiempo, así que decidimos adelantar la visita a Eilean Donan Castle, que está en Kilmuir, allí mismo.
La decisión resulta ser un acierto puesto que después baja la marea y queda al descubierto parte del fondo, de manera que la vista pierde buena parte de su gracia (bastante, de hecho).
La vida de este castillo como tal fue del siglo XIII al XVIII, en el que fue destruido. Si podemos visitar el castillo en su forma actual es gracias a una reconstrucción de principios del siglo XX. Lo único que no me acaba de gustar es la ambientación interior, ya que está situada en la época en la que se hizo la reconstrucción y me parecería más coherente localizarla en el momento en el que el castillo estuvo en uso antes de ser destruido, pero aun así es una visita interesante.

 

Focas en el tour del Seaprobe Atlantis

 

Volvemos a Kyle of Lochalsh con tiempo y subimos al barco deseando ver focas, nutrias, quién sabe si también algo poco probable, como delfines o algún frailecillo aislado, además del barco hundido que anuncian con tanto entusiasmo.
Lo primero que vemos, antes siquiera de subir al barco, son medusas. No diez ni veinte, cientos de medusas. Ya en ruta encontramos también diferentes tipos de pájaros y, lo que más nos ilusiona (por ser unos animales poco dados a pasearse por las grandes ciudades), muchas focas que ocupan los islotes de rocas.
Es una excursión que los niños disfrutan especialmente (por lo que vemos en el barco). La visión subacuática, sin embargo, no resulta ser lo que nosotros pensamos; la vista se reduce a algas y medusas, puesto que el agua es bastante turbia y aparentemente no somos especialmente afortunados en cuanto a la presencia animal. Nos quedamos con las ganas de ver alguna nutria y con la sensación de no haber visto ningún barco hundido puesto que no soy capaz de distinguirlo del resto del fondo del mar. Aun así la experiencia es positiva, aunque sabiéndolo contrataría el tour de una hora, ya que al final se acaba haciendo un poco largo.
Llegamos a Fort William a media tarde, dejamos nuestras cosas en el albergue y nos vamos a pasear por la calle principal. Nos da la impresión de ser una calle normalmente concurrida pero esta vez, quizás por ser día festivo, quizás por haber pasado la hora de cierre de la mayoría de las tiendas, tiene un aire bastante desangelado. Entramos en un pub y nos tomamos unas pintas hasta que nos entra hambre. Volvemos al Bank Street Lodge, donde nos alojamos, cenamos y hasta mañana.
Lugares de interés visitados: Eilean Donan Castle, Kyle of Lochalsh (Sea Safari), Fortwilliam.
Distancia recorrida: 198 km.
Alojamiento: Bank Street Lodge *****
Fecha: 15 de agosto 2010
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s