Noruega – día 2: Oslo – Bergen


Madrugón supino. El tren sale de la Estación Central de Oslo a las 6:35. Aunque está a escasos diez minutos del albergue, la hora de salida nos obliga a levantarnos a las 5:00.
Nos habían aconsejado este tren por ser panorámico y tener muy buenas vistas. Claro que si el tren sale a las 6:35 tu cuerpo tenderá a priorizar sus necesidades básicas (dormir) a algo menos vital, como ver el paisaje por la ventanilla. Resumiendo: las dos primeras horas las pasamos fritos y sólo sobre las 8:30 empezamos a espabilarnos un poco. Cabe decir también que la duración del viaje es de ocho horas (que sólo de pensarlo ya parece que te entra más sueño), así que se acaba haciendo bastante pesado (y, aunque el paisaje es muy bonito, no es ni mucho menos tan espectacular como esperábamos). Sugerimos coger el Tren de Flåm (o Flåmsbana), que sí ofrece vistas realmente espectaculares y no supone una tortura.

Calle del barrio de Bryggen

Llegamos al YMCA, nuestro albergue. Tenemos una habitación de cuatro con baño, como pedimos siempre que podemos escoger. La habitación es sencilla pero más que suficiente. Tenemos, además, frente a la ventana, una terraza que el albergue tiene en nuestra misma planta y desde la cual se puede ver el puerto.

Tras hacer acopio de provisiones para los días siguientes en la tienda de enfrente (y de comprar algo que, pese a llevar una vaca en el envase, resultó no ser leche ni nada conocido para nosotros) dedicamos el resto del día a curiosear por la zona que rodea al puerto, la parte más famosa de Bergen: Bryggen.

Seguimos la línea del puerto y llegamos a Bryggen, las famosas casitas de madera. Ocupadas en su día por almacenes y edificios comerciales desde que la ciudad se convirtiera en una de las principales del norte de Europa y un importante puerto mercante, sus bajos exhiben ahora, básicamente, prendas de lana típicas de la zona, postales, imanes de nevera, camisetas y todo tipo de souvenirs.

El barrio ha tenido que sobreponerse a varios incendios que han hecho peligrar su continuidad hasta nuestros días. La Unesco, debido a la antigüedad de los edificios, construidos en la Edad Media (aunque la mayoría es una reconstrucción posterior después de alguno de los incendios) y su característica construcción y distribución, declaró a Bryggen como Patrimonio de la Humanidad en 1980.

Rosenkrantz Tower

Seguimos bordeando el puerto y nada más dejar atrás las casas de Bryggen llegamos a la Fortaleza Bergenhus, situada en la entrada a la bahía de la ciudad. Se trata de uno de los castillos más antiguos y mejor conservados de Noruega y está formado por edificios de diferentes tipos y épocas, desde 1240 hasta la II Guerra Mundial.

Destaca la Torre Rosenkrantz, la torre de defensa construida alrededor de 1270 y que, además de su función defensiva, servía también de residencia, puesto que su piso más alto está ocupado por un apartamento real.
Después de la visita volvemos sobre nuestros pasos y cruzamos al otro lado de la bahía, que ofrece una bonita visión del conjunto del barrio de Bryggen y Bergenhus.
Empieza a lloviznar y decidimos volver a nuestra habitación a cenar y descansar de un día que empezó muy temprano.

Recorrido del tren Oslo – Bergen

Distancia recorrida: 496km.

Lugares de interés visitados: Bergen Fisketorget, Bryggen, Bergenhus
Alojamiento: YMCA Hostel *****
Fecha: 7 de agosto de 2009
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s