Noruega – día 1: Oslo


Segunda parte del viaje Suecia-Noruega. ¿Quieres saber lo que pasó antes? Pincha aquí.
A las 10:10h. aterrizamos en el aeropuerto de Oslo Gardermoen, al que hemos volado desde Estocolmo Arlanda. Llegamos al Anker Hostel. Son las 11:00 y no podemos hacer el check-in hasta las 15:00, así que dejamos las maletas en la consigna y nos vamos a explorar la ciudad.
Lo primero que hacemos es ir a la estación a recoger los billetes del tren Oslo-Bergen que cogeremos mañana (más detalles en el siguiente post). Después de pasearnos por el centro subimos por Karl Johans Gate, una calle peatonal bastante animada, hasta parar a comer en el restaurante Egon, en la misma calle frente a un parque de camino al Palacio Real.

La banda acompañando al relevo de la guardia

El restaurante es el típico sitio al que ir a comer con los críos, ergo tienen globitos de helio. No somos capaces de resistirnos a la tentación y nos llevamos dos. Pasamos un rato largo haciendo el memo con el helio en el parque que hay frente al restaurante.

De repente oímos una banda de música que se acerca por Karls Johans Gate. Es la banda que, junto con la guardia montada, acompaña a los guardias que van a hacer el relevo al Palacio Real. Les seguimos en el camino de subida hacia el palacio y nos asalta una gran duda: ¿por qué estamos a 35ºC si estamos en Noruega? Nos cocemos al sol mientras esperamos que hagan el cambio de una vez, que llevan media hora parados sin hacer nada (suponemos que estarán esperando a las 13:30, que es la hora oficial del cambio). Por fin se ve un poco de movimiento y empieza la ceremonia.

El Monolito (“Monolitten”), en el Parque de Esculturas de Vigeland

El calor de Oslo deja de parecernos tan gracioso de camino al Parque de Esculturas de Vigeland, los buenos tres kilómetros que los separan se nos hacen eternos.

Escultura en el  Parque Vigeland

El parque fue creado por Gustav Vigeland por encargo del ayuntamiento de Oslo y es una exposición de sus esculturas entre 1926 y 1942.

Estamos hechos polvo y caminamos hasta una terraza frente al ayuntamiento. Como no nos atiende nadie nos vamos (por lo menos hemos descansado un buen rato) al albergue, que ya podemos hacer el check-in.

La sala en la que dejamos el equipaje está, literalmente, llena de maletas y mochilas hasta el techo. Mala suerte si llegaste de los primeros. Luchamos contra los elementos y recuperamos nuestras cosas. ¡Por fin en casa! La habitación es grande y está en condiciones, tiene hasta cocina. Cuando vemos la ducha lloramos de alegría; llevamos soñando con ella todo el día.

Primera noche de embutido. La cosa, como es novedad, tiene su gracia, pero no deja de ser como el calor de Oslo, que al final cansa.

Nos acostamos prontito, que mañana cogemos un tren hacia Bergen… ¡a las 06:35!

Lugares de interés visitados: Palacio Real, Parque de Esculturas de Vigeland.
Alojamiento: Anker Hostel *****
Fecha: 6 de agosto de 2009

Anuncios

Un comentario en “Noruega – día 1: Oslo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s