Islandia (invierno) – Noche 5: Aurora boreal

kissu:
Es casi la una de la madrugada, me he quedado un rato jugando a la PSP, los chicos se han dormido. Va siendo hora, así que apago antes que me echen bronca. Me resisto a dormir, y me quedo mirando el cielo unos minutos desde la cama. Tenemos una ventana orientada al oeste, el terreno es llano y no hay nada que dificulte la visión de las estrellas. Bueno sí, esa especie de nubes que hemos visto antes fuera y la luz de la granja… De repente, esa nubosidad me parece verde, pero no se mueve. ¿Será una aurora, o las ganas me hacen ver lo que no es? A medida que pasan los minutos estoy cada vez más convencida, hasta que el nerviosismo es tal que decido despertarlos:
–         ¡Chicos, chicos…! (No se despiertan)
–         ¡¡¡Àlexxx!!! (Tengo que zarandearlo para que se despierte). Es que creo que es pero no lo sé, yo lo veo verde pero no se mueve, ¿tú lo ves verde?
Gui se levanta incrédulo y entre los 3 vamos viendo que sí que lo es a medida que aumenta la intensidad. Los nervios y el júbilo me hacen temblar las piernas y exclamaciones superlativas varias salen de mi boca. Va cambiando de intensidad, es débil y lenta pero la cámara de fotos nos lo termina de confirmar: estamos viendo, por fin, la aurora boreal, cuando ya casi nos habíamos dado por vencidos… son las 2 y media, hemos disfrutado de ella durante poco más de una hora. 
 
 
Àlex:
Después de ver las estrellas desde el coche (calentitos) y fuera de él (no tan calentitos) y observar las constelaciones que vemos habitualmente pero desde una latitud mayor nos vamos a la cama muertos de sueño. Gui y kissu se quedan un rato jugando con la PSP pero yo no aguanto más y me voy a dormir junto con mis ganas de ver auroras.
Joer, ¡¡qué susto!! Un rato después de dormirme oigo a kissu que grita. No entiendo lo que dice pero me pongo en pie de golpe. La veo sobreexcitada mirando por la ventana y preguntándose y preguntándonos si aquello era una aurora. Me acerco para mirar yo también y veo una especie de nube. De momento es grisácea y pienso que lamentablemente eso no es una aurora. Pero cuando veo que se mueve muy lentamente empiezo a creer que es posible. ¡¡ES POSIBLE!! Entre que me desperté de golpe y la emoción que llevaba me quedé bloqueado. Estuve mirándola minutos sin aún creerme lo que veía. La confirmación de que lo que estábamos viendo era una aurora me la dio la cámara de fotos. Se podía ver una nube pero ya no era gris, sino verde. Ahora sí, ¡¡acabábamos de ver una aurora!! Ocupaba un espacio relativamente grande de nuestro horizonte, a simple vista podía apreciar muy poco el característico color verde pero lo que más me impresionó fue verla mover. Muy lentamente se movía por el cielo. Tenía un movimiento muy sensual que me tenía atrapado.
Lástima de frío exterior pero dentro de la granja la visión es genial y nos permite observarla y fotografiarla. Más de cien fotos hacemos entre los tres de las cuales solo de salvan….5? jeje.
Una hora dura el espectáculo. No tenía esperanzas de ver ninguna pues el tiempo no había sido el mejor, pero las conjunciones planetarias permitieron estar en el lugar perfecto el día adecuado. Uno de los objetivos de este año se ha conseguido. ¡¡Objetivo cumplido!!
Aurora boreal con estrella fugaz

Más fotos aquí.

Anuncios

8 comentarios en “Islandia (invierno) – Noche 5: Aurora boreal

  1. Felicidades !!! No sabéis lo que me alegro de que hayáis podido ver una aurora (y la envidia que os tengo). Que os vaya bien esta última noche en Islandia. Un fuerte abrazo a los tres.

  2. Quien la sigue, la consigue, nunca mejor dicho!!!!!

    Felicitaciones retrasadas, pero no menos sentidas para estas 3 personitas afortunadas que son la envidia (ni que sea sana) de otras muchas.

    Si ya impresiona verla en foto, no me imagino cómo debe ser verla en vivo y en directo moviéndose… seguramente una experiencia orgásmica. Y encima acompañada de un manto de estrellas y la suerte de los deseos cumplidos de las fugaces. ¿Cuánto tiempo duro el 'espectaculo'? El real, sin contar los efectos resaco-hipnóticos posteriores.

  3. Pues duró una hora más o menos, así moviéndose y tal, porque lo cierto es que el resplandor lo veíamos desde hacía casi dos horas pero no supimos identificarlo con una aurora. Los ojos no captan tanta luz como la cámara a larga exposición, así que mayoritariamente se veía gris y lenta muyyy lenta. Estamos acostumbrados a fotos y timelapses que nos muestran auroras moviéndose rápido y de brillantísimos colores, pero la realidad es distinta. También hay que decir que la intensidad y probabilidad de aurora en esa época era muy baja. Seguramente a simple vista se vean más espectaculares cuando tengan más fuerza.

  4. Hola Kissu! felicitaciones por tu blog! me ha encantado! Estoy planeando un viaje a Islandia para la 3er semana de febrero. Mi prioridad es ver las auroras, y siendo este un momento de mucha actividad solar me han dicho que las posibilidades aumentan. Sin embargo tu dices que la probabilidad de verlas en la epoca que tu viajaste (apenas dos semanas despues de lo que lo hare yo) era muy baja. Tenia entendido que el mejor momento es en invierno, desde octubre hasta marzo…no es asi? No me parece tan interesante hacer el viaje solo para ver el paisaje invernal. Me desilusionaria bastante no ver ninguna aurora. Mi viaje seria de 9 dias. Tu que dices?
    Gracias!!!!

  5. Nerina, gracias por tu visita! Nos alegra que te sea de utilidad. No soy ni mucho menos una experta en auroras, pero la época en la que viajas es buena para ver la aurora boreal. El invierno es ideal simplemente por tener muchas horas de oscuridad. También, según los lugareños, contra más frío mejor, aunque no sé exactamente por qué. Esa noche nos dijeron que no hacía suficiente frío para verlas y la realidad fue otra.

    En el post anterior, me refería a que la probabilidad era baja según la previsión de aquel momento. En la página http://www.gi.alaska.edu/AuroraForecast/ se puede ver la previsión diaria de la intensidad y zonas donde se puede ver la aurora. Sólo tienes que clicar abajo a la izquierda en el mapa de Europa para ver la intensidad (de 0 a 9) y el rango de distancia. Durante nuestro viaje, todas las noches la previsión era del 1 o 2 (intensidad baja), en concreto, la que vimos esa noche, era del 2. Si lo miras hoy y días anteriores, la intensidad es moderada (3) y cubre toda Islandia! De hecho, no es raro ver auroras hasta en el mismo Reykjavik si la intensidad es buena, aun así, aconsejamos pasar la mayoría de noches que puedas en alojamientos con poca contaminación lumínica (y si tienen ventanas al exterior hasta que aparezca la aurora, mejor, estar a la intemperie con ese frío todo el rato es para valientes!). Fuera de la capital, los pueblos son tan pequeños que ya habréis huido de la contaminación lumínica de la ciudad.

    Otro factor a tener en cuenta son las nubes: por mucha aurora que haya, si está nublado no veremos nada… cosa probable en invierno. Es el riesgo que hay que correr. Pero viajando 9 días, en esta época de máximo solar… tienes altas posibilidades, pero nunca serán del 100%. Así que viaja con la idea de ver la aurora, pero no lo tomes como máxima prioridad, para no llevarse luego una gran desilusión… como has visto, Islandia es BRUTAL, la aurora es el broche perfecto al viaje, así que aprovecha durante el día para ver otras maravillas, reserva un poco de energía para la noche y estate siempre pendiente de la previsión de auroras y meteorológica. Por eso te recomiendo alojamientos que tengan wifi o internet, e incluso estar suscrito/a a algún servició (supongo que habrá alguna app o servicio por sms) de aviso a tiempo real en el caso que esté sucediendo una aurora (aguantar despierto toda la noche es imposible, a no ser que hagáis turnos).

    No sé si vais a vuestro aire o os asesora alguna agencia (nosotros fuimos a nuestro aire con asesoramiento y algunos trámites, como alojamientos y alquiler de coche) hechos por Boreal Travel, superexpertos en Islandia. No es por hacer propaganda, pero conocen bien el terreno y sus consejos nos fueron de maravilla.

    Lo dicho: disfrutar de Islandia, y si hay suerte, de la aurora. No os defraudará. Esperemos que a medida que avance el invierno, vaya subiendo la intensidad de la aurora. Por nuestra parte, nos vamos a un pueblo perdido de Laponia a finales de marzo a ver si tenemos suerte y la volvemos a ver… hay que aprovechar el máximo solar. Como ves, febrero es ideal para tu viaje! 😉

    Suerte y ya nos cuentas!!!

  6. Gracias Kissu!
    Invalorable tu ayuda 🙂
    Como viajaria sola, la idea es ir con una agencia de Madrid que organiza este tipo de tours. Se llama Geographica. La verdad es que como vivo en Nueva York no tengo referencias sobre esta agencia, espero que sea seria! Ellos proporcionan el guia y organizan todo el recorrido. Supuestamente, yo no tengo que preocuparme por nada. Ya les contare como resulto! Me contacte con Boreal Travel pero no tenian salidas grupales en esos dias.
    Mucha suerte en tu viaje a Laponia! Veo que no le tienen nada de miedo al frio polar, muy bien por uds!!! Entoy ansiosa por leer el post a vuestro regreso 🙂
    De nuevo muchisimas gracias y muy buen 2013!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s