Islandia (invierno) – Día 2: Reykjavík

El despertador suena a las 9, pero ya llevábamos alguna hora despiertos debido a esa costumbre norteuropea de no poner persianas y a la asfixia provocada por la calefacción. Durante la ducha cuesta acostumbrarse al olor sulfuroso del agua (a huevo podrido) debido a la actividad volcánica de la isla. No hace mucho frío y luce el sol, las nubes están lejos… (las apariencias engañan).

Iglesia de Hallgrímur
Lo primero que hacemos es desayunar en el Glaetan, una librería-café tranquila y nos dirigimos a cambiar moneda a la oficina de turismo. Está todo a cuatro pasos de la calle principal, así que nos entretenemos un rato en el lago Tjörnin, que está atestado de patos, gansos y cisnes. En cuestión de segundos, el cielo se pone gris, empieza una fuerte ventisca y el granizo nos golpea la cara. ¡Primer aviso del frío islandés! Por suerte termina antes que las falanges se nos caigan a trozos, a pesar de los guantes, y podemos disfrutar de las vistas de la ciudad más tranquilamente.
 
Nos dirigimos a la Iglesia de Hallgrímur (Hallgrímskirkja), que resulta ser austera y moderna pero imponente.
Se acerca la hora de comer (13h) y las nubes vuelven a amenzar, así que nos dirigimos al restaurante Þrír Frakkar, donde nos pasamos nuestros principios ecologistas por el arco de triunfo y degustamos unos deliciosos filetes de ballena a la pimienta y carpaccio de frailecillo. La tranquilidad del local y la amabilidad de la camarera (que además hablaba español puesto que vivió 5 años en Barcelona) hacen de la comida un rato muy agradable, y tampoco nos hemos dejado ningún riñón (unos 30 euros por cabeza por una comida muy completa).
Toca abrigarse un poco más e ir a por provisiones al supermercado más barato (Bonus) para los próximos días.
 
Panorámica de parte de Reykjavík
Invertimos el resto de la tarde en llegar hasta el centro termal Perlan, una larga caminata pero que nos regala buenas vistas de la ciudad desde su mirador. La playa queda demasiado lejos y estamos cansados, así que nos retiramos al apartamento antes que anochezca. No hay demasiadas nubes pero la previsión de auroras no es muy esperanzadora, ¿habrá suerte? 
Más fotos aquí
 
Lugares de interés visitados: Hallgrímskirkja, lago Tjörnin, Perlan
Alojamiento: Room with a View ****
Distancia recorrida: 
Fecha: 28 de febrero de 2011
Anuncios

2 comentarios en “Islandia (invierno) – Día 2: Reykjavík

  1. Y a mi que me habían dicho que lo típico era un manjar vikingo llamado 'hakarl' o algo así, que no es nada más que un tiburón putrefacto, vaya, nuestro jamón de bellota pero mucho más 'oloroso'!

    Sobre el tema de las persianas, una vez superada la teoría de aprovechar la luz y calentar la casa, me gustó lo que me comentó un día una sueca. Según ella, esta costumbre radica en la idea cultural de que quién no tiene nada que esconder, no se oculta a la 'mirada ajena' de los otros. En otras palabras, que si te pones persianas o corres las cortinas, quiere decir que no eres persona de fiar. Ahí lo dejo!

    ¿Habéis visto la peli '101 Reikiavik'? Simplemente es curiosidad por saber si ésta refleja mejor el sentir de la ciudad que Vicky Cristina Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s