Australia día 5: Sydney y Cairns

Hoy ponemos rumbo a Cairns, al norte de Australia, desde donde empezaremos el descenso por la costa este. Durante la mañana aprovechamos para ver lo que nos faltaba de Sydney, ya que el vuelo interno no sale hasta las 14:25. Descartamos visitar Bondi Beach, quizá la más popular de Sydney; queda lejos y ya tendremos ocasión de ver playas durante todo el viaje.
Así que por fin vamos por Kings Cross, para ver un poco el ambiente opuesto al cool del centro. Son las ocho de la mañana y nos vamos cruzando con gente que vuelve o aún está de fiesta. Aquí la “alcohol free zone” parece no existir, como lo atestiguan las botellas y la suciedad aquí y allá. Sexshops, pubs, fastfoods, gente de aspecto dudoso, en fin, menos mal que no vinimos de noche, aunque la seguridad debe ser la misma que la de las ramblas de Barcelona una noche cualquiera, pero aquí tenemos cara de extranjeras.
Continuamos por Victoria Street (zona Potts Point), una zona residencial de casas bajas, algunas muy bien arregladas. Casi al final nos encontramos con unas escaleras que bajan hasta Woolloomoolo Bay, con una base naval y un muelle bastante bonito. Justo al lado nos encontramos con un chiringuito al parecer famoso, el Harry’s Cafe de Wheels, con fotos de las celebridades que han pasado por allí a tomarse un hot dog o una burger.
Como vamos bien de tiempo regresamos al Jardín Botánico, ya que habíamos olvidado ver la zona de invernaderos y una gran pirámide de cristal que alberga especies del bosque húmedo. Lo vemos desde fuera ya que hoy está cerrado, aunque hay que pagar por entrar (5,5 AUD). Aun así disfrutamos de lo lindo con la zona dedicada a los helechos, algunas especies son antiquísimas.
Continuamos hacia el mar para dar un paseo por la bahía de Farm Cove y tener otra visión distinta del conjunto Opera-Puente. Vale, ahora sí que la tenemos fotografiada de todas maneras (menos lloviendo, por suerte). De nuevo multitud de gente haciendo deporte, y con esos parques no es para menos. Lo que me choca es que no tienen perros, habremos visto tres a lo sumo desde que llegamos. Además es muy agradable la sensación de silencio y paz que se palpa, no como en muchos parques españoles.
Cacatua sulfúrea en Sydney
Después de llegar al final de la bahía y pasar por Macquarie’s Chair volvemos por el lado opuesto hacia el albergue, pasando por delante del Museo de Arte de New South Wales, otro edificio de arquitectura sencilla. Nos vamos de Sydney con la sensación de haberlo visto todo.
Clic para ampliar
Con 15 AUD por billete vamos a la terminal de vuelos domésticos (wifi gratis) donde un avión de Virgin Airlines nos llevará al turístico pueblo de Cairns. Salimos puntuales y llegamos media hora antes de lo previsto. Hace más calor que en Sydney, unos 25 grados. Un minibus de la empresa Sun Palm nos llevará a la puerta del mismo albergue por 9 AUD/persona. Inexplicablemente da un rodeo por todo Cairns antes de dejarnos a nosotras, pero así vamos palpando el ambiente de la zona turística de la ciudad: comercios dirigidos al turismo y resorts y conjuntos de apartamentos donde alojarse, un poco decadente todo (según mi opinión).
Una vez en el Bohemian Resort, el recepcionista o es un poco amargado o tiene ese humor inglés al que no le terminamos de encontrar la gracia. Para llegar a la habitación tenemos que ir a un bloque a través de jardines con pasillos rodeados de vegetación al más puro estilo Miami Beach. Muy solitario todo. Esta vez no tenemos baño propio, ni tele, ni wifi gratis, pero sí sábanas, una habitación espaciosa, desayuno continental incluido y piscina (que me temo que no usaremos).
Todavía son las 7, vamos a explorar un poco pero será imposible llegar al centro porque está lejísimos. Ni si quiera llegamos al mar, está bastante oscuro y tampoco habrá nada digno de ver. Por el camino vemos muchos sitios de comida rápida, por lo menos no moriremos de hambre. Y no: nos quedamos en un sitio enorme tipo rancho muy animado: el Cock&Bull (con cabezas de ciervos y demás decoración taxidérmica incluida) donde nos pedimos unos nachos para dos por 16 AUD. La cerveza, la XXXX típica de aquí, 5,5 AUD la jarra grande. Los nachos son kilos de carne, frijoles e hidratos de carbono en una pirámide de 20 cm de base por 20 de alto. Parece que la gente aquí, come mucho. Llegamos a pedir el combo de carne de cocodrilo y canguro y morimos.
Como no nos podemos mover ni hay nada que hacer, regresamos al resort por las inhóspitas y desoladas calles y a dormir a las 22h… aunque parecen las 24h, qué raro esto que a las 6:30 ya sea de noche en pleno agosto (aunque en Sydney anochecía antes).
Lugares de interés visitados: Kings Cross, Potts Point, Woolloomooloo Bay, Botanical Garden.
Alojamiento: Bohemian Resort ***** (49 AUD la habitación doble)
Distancia recorrida: 1972 kms Sydney-Cairns
Fecha: 31 de julio de 2011
Anuncios

2 comentarios en “Australia día 5: Sydney y Cairns

  1. La pirámide de Sydney me ha recordado a la del Louvre, con otro escenario, por supuesto. Y veo que os dejó impactadas… una pirámide de nachos… platos generosos! Supongo que no abandonaréis el país sin pediros el combo. Uff, qué cerca de la gran barrera! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s