Australia día 3: Sydney

Volvemos a levantarnos con un día radiante. Hoy tenemos planeado visitar el Chinese Garden of Friendship (Jardín Chino de la Amistad) y un cartel en el ascensor del albergue nos recuerda que el viernes tenemos que cambiar de habitación antes de las 11 por una confusión en la reserva. Nos encontramos que el Jardín está cerrado (abren a las 9:30), y gracias a eso caemos en la cuenta que viernes es HOY, no mañana, así que volvemos al albergue para hacer el cambio. Después de este pequeño lapsus, regresamos al Jardín donde vale la pena pagar los 6 AUD de la entrada para disfrutar de un paseo relajante entre estanques y flora propia de China, aunque es pequeño y no es necesaria más de una hora par verlo tranquilamente.
Deshacemos el camino de ayer por Darling Harbour, ahora de día, pero el ambiente tranquilo y chic de terrazas continua igual. Se respira un turismo totalmente diferente al de la costa mediterránea española, aunque las hordas de japoneses, chinos y asimilados son igual de cuantiosas en todas partes.
Darling Harbour
Callejeando por el centro, principalmente por George Street, nos encontramos de nuevo con el ritmo bullicioso de las calles del centro de Sydney, más adecuadas para los coches que para los peatones, pensamos mientras echamos raíces de nuevo esperando que cambien los interminables semáforos en rojo. Por el camino vemos el Lands Department Building, donde se tomaban las decisiones sobre la división territorial de las zonas rurales, para terminar en el Circular Quay, de donde sale el ferry hacia el Taronga Zoo. Como no sabemos qué animales veremos durante nuestro viaje, por lo menos los veremos en cautividad, sobretodo la fauna australiana que dificilmente podemos encontrar cualquier zoo europeo. Compramos el Zoo Pass que sale bastante a cuenta, si se tiene en cuenta que sólo entrar al parque ya cuesta 44 AUD. Por 50,5 AUD incluye ferry ida y vuelta, subida con teleférico a la entrada del zoo y la entrada al parque.
El viaje en sí mismo y la visita al zoo ya merece la pena sólo por ver la panorámica de Sydney des de el otro lado. Las instalaciones son inmensas (30 Ha), perfectamente cuidadas y ambientadas según el ambiente que representan. Nada más llegar empezamos a quedarnos embobadas con los koalas y el Reptile World, con el dragón de Komodo como estrella y multitud de ranas y serpientes.
Especialmente interesante el recorrido por la fauna australiana, con animales como el equidna y ornitorrinco (únicos mamíferos ovíparos), el imponente casuario que podría matarte de una patada, los wombats, canguros arborícolas, el diablo de Tasmania y el paseo entre canguros, wallabies y emús . Estamos tan emocionadas que nos olvidamos hasta de comer, mientras continuamos entre las focas leopardo, tapir malayo, binturong, crías de elefante asiático y los siempre espectaculares leones y tigre. Se respira un ambiente de respeto entre los visitantes: aquí no encontramos niños gritando y correteando, gente dando de comer a los animales o burlándose de los chimpancés.
Tres horas y media hemos estado andando por el parque, se acerca la hora de cerrar (17h) así que emprendemos el regreso en el momento justo que empieza la puesta de sol, para contemplar de nuevo el Opera House y el Harbour Bridge bañados por los rosados del atardecer. Malcomemos un sandwich de pollo (again) y planeamos como ir a Kings Cross, el barrio rojo. Lo malo es que empieza a refrescar, es prácticamente de noche y llevamos bastante dinero encima, así que pretendemos coger un bus gratuito hacia el albergue. Terminaba a las 15h.
Pero no hay mal que por bien no venga, aprovechamos para ver iluminados el Harbour Bridge y el Opera House; ya los tenemos fotografiados en todas las condiciones posibles.
Harbour Bridge
Volvemos a pie al albergue puesto que en los autobuses no venden billete y no tenemos ni idea donde se compra. De paso vemos el ambiente nocturno de la zona centro (oficinas básicamente, la gente muy bien vestida tomando algo después de trabajar) y las luces de la ciudad. Antes que podamos planear si vamos o no a Kings Cross, Mery es atacada de nuevo por Morfeo, cosa que agradezco porque estoy bastante destrozada. Mañana toca naturaleza.
Clic para ampliar
Lugares de interés visitados: Chinese Garden of Friendship, Darling Harbour, Taronga Zoo. Alojamiento: Big Hostel*****
Distancia recorrida: Por calcular
Fecha: 29 de julio de 2011
Anuncios

7 comentarios en “Australia día 3: Sydney

  1. Que interesante ver en “persona” toda esa fauna que muchos conocemos sólo por fotografías, merece mucho la pena la visita del zoo, las fotografías son muy logradas y parece que el ambiente de la ciudad es relajado.
    Ladriada

  2. Para las que trabajamos en agt. una forma diferente de viajar, ue guapada las fotos en general y las del atardecer&noche en particular, gracias por compartirlas.
    Colgareis fotos de aves?? He buscado algunos animales que ni habia oido (equidna, wombat, binturon) al diablo lo conocia por los dibujos!!
    Salut!!

  3. Nos estás contando que en este zoo no existen los enanos/as sabelotodo? :O (qué descanso)

    Yo estoy con Sirvi… y si Morfeo hablará? Venga, que nos explique algunos de sus sueños australianos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s