Australia día 2: Sydney

Nos levantamos sin ningún tipo de jet lag y con un sol radiante. Cogemos un útil mapa en recepción, que también vende a 5 AUD, destinados a caridad, guías usadas de Australia, como la Lonely Planet que nueva cuesta 35 €. El ambiente familiar del albergue es muy agradable.
A pesar que es invierno en le hemisferio sur, es un invierno suave y estaremos en manga corta casí todo el día, aunque algunos lugareños van con abrigo y gorro.
El albergue está relativamente cerca del centro, así que emprendemos nuestra ruta hacia el primer emblema de la ciudad, la Opera House. Por el camino nos encontramos con el Hyde Park, des de donde tenemos vistas de la Sydney Tower, el edificio público más alto del hemisferio sur y de los más seguros del mundo, y nos quedamos atónitas al ver que en lugar (además) de palomas, aquí en los parques tienen ibis. Al poco rato nos encontramos con El Australian Museum (un edificio sin más) y St Mary’s Cathedral, también de construcción reciente pero bonita, al fin y al cabo. Llegamos rápidamente a The Domain, un parque donde empezamos a ver pájaros desconocidos para nosotras y árboles poco comunes de ver en los parques de Barcelona. Pasamos por edificios como el Hospital, Parlamento y la Biblioteca Estatal, pero al igual que el Australian Museum, arquitectónicamente no tienen mayor interés.
Después de cruzar una especie de autopista llegamos a los Royal Botanic Gardens (gratuito), lugar donde es recomendable entretenerse un buen rato dada la singularidad de algunas especies vegetales y animales, como los zorros voladores que cuelgan de los árboles. Colonias inmensas de estos murciélagos diurnos de gran tamaño contrastan con los rascacielos de fondo.
Más adelante nos entretenemos un rato con la vista de la bahía de Farm Cove, desde donde se divisan las primeras crestas de la Ópera. Al contrario de lo que imaginaba, los techos son de baldosa. Multitud de veces vista y fotografiada, pero una vez allí el edificio no deja de sorprender. Al otro lado de la Ópera se encuentra el Sydney Harbour Bridge, otro emblema de la ciudad, el segundo puente de un solo arco más grande del mundo. Nos dirigimos hacia los muelles de Circular Quay, para ver todo el conjunto y el pasear por ambiente de bares y tiendas flanquados por los rascacielos.
Sydney Opera House
Se acerca la hora de comer y elegimos el Wok on Inn (unos 12 AUD por cabeza) en una plaza del barrio colonial de The Rocks, otra zona agradable para pasear, para posteriormente dirigirnos hasta el observatorio. Nos topamos con el rodaje de una película de época, que conjunta bien con el aspecto clásico del observatorio y disfrutamos de las vistas panorámicas del puente y de la zona oeste de la ciudad.
Iniciamos el retorno hacia el sur para pasear por los muelles de Darling Harbour, y por tercera vez nos ofrecen ayuda nada más sacar el mapa. Estamos gratamente sorprendidas por la amabilidad de la gente des de nuestra llegada, de la sensación de seguridad hasta en zonas tan turísticas como la Ópera (donde un inconsciente había dejado solo un macbook en una mesa de bar) y encontrar baños públicos gratuitos y decentes cada dos por tres.
Sydney Harbour Bridge
No estaba planeado, pero decidimos entrar en el Aquarium ya que vamos bien de tiempo. Multitud de especies, instalaciones adecuadas a pesar de que se ve que tiene unos añitos, pero quizá no tanto como para gastarse los 35 AUDs que vale. Al salir son las 5 y media y ya está anocheciendo, así que de regreso aprovechamos para pasear por Dixon St, centro neurálgico de Chinatown, y vamos a parar al Paddington Market, centro comercial ideal para comprar algunas provisiones. El ambiente del barrio invita a tomar algo, así que hacemos parada en el Paddy Maguires Pub para degustar una cerveza de Tasmania, James Boag’s (8 AUD). En 10 minutos llegamos al albergue, pero a pesar de las intenciones de conocer la noche Sydneyana, Mery es atacada por Morfeo y nos vamos a domir prontito, que mañana hay que madrugar.
 
Clic para ampliar mapa

 

Lugares de interés visitados: Sydney Tower, Mary’s Cathedral, The Domain, royal Botanic Garden, Sydney Opera House, Sydney Harbour Bridge, Circular Quay, The Rocks, Observatorio, Aquarium.
Alojamiento: Big Hostel *****
Distancia recorrida: por calcular
Fecha: 28 de julio de 2011
Anuncios

3 comentarios en “Australia día 2: Sydney

  1. Que xulo todo!! Es curiosa la foto de los “murcielagos” colgados en el parque. No estaba segura de como era el ibis i he buscado una foto, segun la wkpdia “es el último animal que se refugia antes de un huracán y el primero en reaparecer después del paso de la tormenta” asi que mientras veais ibis = bon temps y a disfrutar.

  2. Y yo que pensaba que Ibis sólo hubieron en Egipto… en fins, como ya te comenté una vez, cuidadín con los animales voladores, zorrones o no!

    Por cierto, que cielos más azules… y que limpito se ve todo… estos animalitos no hacen sus necesidades en lugares públicos o tienen un reservado amable para ello?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s