Berlín día 1: Alexanderplatz, Puerta de Branderburgo, Memoriales a las víctimas del Holocausto, Postdamer Platz

Llegamos al aeropuerto Berlín-Schönefeld por la mañana. No tenemos ni idea de alemán, pero durante todo el viaje nos podremos orientar con el inglés, bastante imprescindible ya que hay muy poca información en español (por no decir nula).
El aeropuerto está a unos 20 minutos del centro de Berlín con el tren Airport Express. Las otras opciones de transporte o són más lentas o caras, así que lo mejor es coger este tren. Para desplazarse hasta Berlín hay que adquirir un billete que cubra las zonas A-B-C (3,20 euros). No hay taquilleros, ni ningún tipo de personal que ayude a comprar los billetes en las máquinas, por lo que:
– Tenemos la opción de poner las máquinas expendedoras en español.
– Es casi imprescindible disponer de efectivo (mejor monedas), porque las máquinas no aceptan Visa, sólo Maestro y otras tarjetas menos usadas en España.
– Los paneles con los horarios, tipos de tren, andén y paradas son bastante entendibles, sólo hay que fijarse en el cartel de “Salidas/departures”.
– Existen los “revendedores de billetes”, mejor no fiarse y comprar el billete en la máquina.
– En ningún transporte de Berlín (ni tren, ni metro) hay torniquetes, pero es necesario validar el billete antes de subir, los revisores van de paisano y podríamos tener alguna sorpresa desagradable.
Si tenemos pensado comprar algún bono diario para desplazarnos por Berlín (zonas A-B) podemos comprarlo ahora y comprar una extensión de la zona C por euro y poco, aunque no fue nuestro caso.
El tren nos deja en la céntrica Alexanderplatz y andando llegamos al EasyHotel, el mejor en cuanto a relación calidad-precio-ubicación. Esta cadena de hoteles low cost, se caracteriza por dar el servicio mínimo (la habitación con baño privado), pero todo está nuevo y limpio. Cualquier extra (wifi, que te hagan la cama, hacer check-in antes o después…) tiene un coste extra. Nosotras tuvimos la “suerte” de que llegamos y aún no tenían la habitación lista, así que por la espera (unos 10 minutos) nos dieron a elegir cualquier extra para los tres días gratis (elegimos el wifi por la necesidad de tener información turística). Como alternativa, subiendo al final de la calle del hotel está la cafetería St. Oberholz, con wifi gratis e ilimitado, ambiente agradable y buena comida y bebida.

 

Después de situarnos, empleamos la tarde para hacer un primer reconocimiento de la ciudad. Vamos hasta la plaza urbana más grande de Alemania, Alexanderplatz, llena de puestos de vendedores de souvenirs y comida en verano (además de otras atracciones). Por euro y medio podemos hacernos con las primeras salchichas tipo frankfurt en los vendedores ambulantes que llevan la parrilla a cuestas. A destacar de la plaza el reloj universal, que nos da la hora de cualquier ciudad del mundo, y al otro lado, la omnipresente torre de la televisión (368 m de altura), construida como símbolo de la superioridad socialista de la antigua RDA.
Para ir hasta la famosa puerta de Brandenburgo, cogemos el tren desde la misma Alexanderplatz. Al principio cuesta un poco ubicarse, hay las líneas U (metro) y S (como unos cercanías), con colores que pueden llegar a confundirse en el mapa (además del resto de trenes de larga distancia), así que hay que fijarse bien. Hay varias opciones de billete:
– Billete sencillo (zonas AB, 2,60€): 2 horas para viajar haciendo los transbordos que sean necesarios.
– Billete para trayectos cortos: por 1,50€ nos permite viajar 3 paradas.
– Bono zonas AB: permite hacer viajes ilimitados durante 24h, sale por unos 6€ y validándolo sólo una vez ya no tenemos que preocuparnos más.
Paramos en Hauptbahnhof y el resto lo hacemos a pie. Bordeamos el río y nos topamos con el lateral del Bundestag o Reichtag (Parlamento). Enfrente hay edificios nuevos que albergan oficinas de la Cancillería alemana y un recordatorio a algunas víctimas que murieron intentando pasar a nado al otro lado del Muro de Berlín.
Bundestag/Reichtag
La cúpula acristalada, un buen mirador de la ciudad, sustituyó en 1993 a la cúpula original destruida durante la Segunda Guerra Mundial. Para subir a la cúpula del Bundestag se necesita reserva previa (gratuita). Como no quedan plazas para hoy, decidimos no hacer la cola de la oficina de reservas que hay cerca y lo haremos por internet. Es interesante hacerlo con antelación, para poder elegir la hora que más nos convenga y asegurarnos la plaza (nos tardaron dos días en confirmar la reserva). Seguimos andando en dirección a la puerta de Brandenburgo por un lateral del Tiergarten, el principal y enorme parque de Berlín. Nos topamos con otro memorial, esta vez dedicado a las víctimas del nacionalsocialismo de diversos orígenes agrupadas bajo el nombre de “gitanos”. También aprovechamos para probar por primera vez en un puesto ambulante el típico currywurst, salchicha con ketchup con un toque de curry.
Puerta de Brandenburgo
Después de 10 minutos desde el Reichtag, llegamos a la Puerta de Brandenburgo, antigua puerta de entrada a la ciudad y uno de los símbolos de Alemania. Terminada en 1719 y ligada a importantes sucesos históricos, la Puerta puede presumir de haber resistido dos Guerras Mundiales. Es visita obligada más por su historia que por su espectacularidad. Tras ella se encuentra la Pariser Platz, siempre animada. A lo lejos vemos la columna de la Victoria, pero decidimos no acercarnos y reservar energías para más adelante, ya que hemos leído que no vale tanto la pena. A 5 minutos a pie, nos encontramos con el sobrio pero efectivo memorial a los judíos asesinados en Europa. Sobre un suelo sinuoso, se erigen 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas. Se puede andar entre ellos y la sensación es un tanto extraña, porque puedes tener una visión de todo el conjunto y de repente quedar por debajo de los bloques y darte cuenta de la inmensidad de la construcción. Hay una zona con placas y testimonios de víctimas pero no lo llegamos a ver.
Holocaust Mahnmal
Seguimos andando en dirección a Postdamer Platz, y justo después de este memorial, en la otra acera y entrando un poco en el parque, se encuentra el memorial a los homosexuales perseguidos por el nacionalsocialismo. Se trata de un gran bloque de piedra con un vídeo en su interior que va proyectando imágenes homoafectivas.
Lo que queda de Muro en la plaza
Y llegamos por fin a la Postdamer Platz, donde tenemos un primer contacto con el extinto Muro, que nos acompañará durante cada día. Trozos del Muro y una línea de baldosas que marca su situación, nos hace ver que esta plaza quedó dividida cuando se levantó en 1961. También vemos las coloridas tuberías elevadas que se llevan el exceso de agua freática de la ciudad, y por supuesto los modernos edificios de oficinas acristalados: otro lugar que tuvo que reconstruirse totalmente después de la guerra. La plaza ha vuelto a ser el centro de comunicaciones de la ciudad, donde se cruzan varias líneas férreas y donde se puso el primer semáforo del continente.
Se nos hace de noche y podemos disfrutar de la singular cúpula del centro comercial, repleto de terrazas donde tomar algo. Terminamos el día cenando en Billy Wilder’s, un restaurante-coctelería anexo al Museo del Cine de Berlín dedicado a este gran director. Buen ambiente y muy buena comida, totalmente recomendado si eres (o no) cinéfilo. En la acera que queda en medio de la calle, se puede disfrutar de un paseo de las estrellas al estilo Hollywood dedicadas a personalidades del cine alemán, como Ernst Lubitsch, Fritz Lang o Marlene Dietrich; la plaza dedicada a Marlene se encuentra a unos 200 metros del lugar.

 

Lugares de interés visitados: Alexander Platz, Reichtag, Puerta de Brandenburgo, Parisen Platz, memoriales a las víctimas del Holocausto (gitanos, judíos y homosexuales), Postdamer Platz.
Alojamiento: EasyHotel Berlin *****
Fecha: 3 de agosto de 2013

Anuncios

Un comentario en “Berlín día 1: Alexanderplatz, Puerta de Branderburgo, Memoriales a las víctimas del Holocausto, Postdamer Platz

  1. Oh! Berlín; un destino pendiente (como tantos otros, buf…). Tomo nota para cuando llegue el momento. Muy currada la explicación de los títulos de transporte 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s