Bélgica – día 1: Barcelona-Bruselas

Salimos un viernes por la tarde con el propósito de visitar Bruselas, Brujas y Gante en tres días y, la verdad, es tiempo más que suficiente para ver las tres ciudades.

Volamos con Ryanair, así que llegamos al aeropuerto de Charleroi, a 60 km. de Bruselas (de hecho, este aeropuerto está más cerca de Francia que de Bruselas -claro que en Bélgica en cuanto te descuidas te has salido del país-). Tomamos el bus directo a Bruselas y, en cosa de una hora, llegamos a nuestro destino.

Nos alojamos en el Hotel Bedford, a dos pasos del centro histórico de la ciudad (la Grand Place, el Manneken Pis y el resto de la zona peatonal que constituye el casco antiguo) y a 15 minutos a pie de la estación (Gare du Midi), donde nos dejó el autobús directo al aeropuerto. El hotel es céntrico y está bien de precio, las habitaciones son un poco “vintage”, eso sí, pero, dejando a un lado el factor diseño, es totalmente recomendable; el desayuno es también muy completo.

Nos instalamos y salimos a dar una vuelta y comer algo. Por miedo a no encontrar un sitio en el que cenar (era ya un poco tarde) nos sentamos en una terracita de camino al centro. Cenamos bien pero podíamos haberlo hecho en mil sitios más si hubiéramos seguido caminando (tendemos a pensar que fuera de España se come muy pronto y a veces nos pasamos).

Ya con el estómago lleno proseguimos nuestro camino y paseamos en dirección al centro. En dos pasos estamos ya en la zona peatonal. Resulta muy agradable caminar por allí y enseguida aparecemos en la Grand Place. Está muy concurrida, tanto por turistas como por lugareños. Los turistas cenan en las terrazas de la plaza y pululan por ella con su cámara en ristre; los lugareños jóvenes hacen botellón (bastante civilizado, eso sí, pero pequeños grupitos salpican la plaza aquí y allá de jovenzuelos belgas).

La cerveza, uno de los productos estrella del país, presente en todas partes

Caminamos sin rumbo por el centro, curioseando y fijándonos en cuál de los muchos restaurantes podría convertirse en nuestra opción para la noche siguiente, puesto que Bruselas es nuestro campamento base y tanto la visita a Brujas como la de Gante van a ser dos excursiones tras las que volveremos a “casa” a dormir. Pese a lo estrecho de las callejuelas, en ellas se instalan terrazas a porrillo, dificultando bastante la circulación peatonal a su alrededor y, sobre todo, impidiendo a sus comensales tener una cena tranquila. Pese a esto último, están todas a rebosar (misterios del comportamiento humano). Tras nuestro paseo nocturno nos retiramos a nuestros aposentos a descansar.

Os dejo un planito de la zona (clic para ampliar) con los puntos más famosos para que os hagáis una idea de la distancia a que están. El recorrido me lo he inventado (comprenderéis que no recuerde todas las callejuelas por las que pasamos) pero es más o menos la zona que abarcamos (aunque en algunos puntos aparecimos más de una vez, sin saber cómo). El recorrido señalado en este mapa es de 1,6 km.

Lugares de interés visitados: B. Grand Place, casco antiguo, C. Manneken Pis

Alojamiento: Hotel Bedford *****

Fecha: 19 de julio de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s