Islandia en verano: Preparación del viaje

Este es nuestro segundo viaje, si quieres saber cómo nos fue por Islandia en invierno mientras buscábamos la aurora boreal, entra aquí. También te puede interesar cómo encontramos la aurora boreal en Finlandia 🙂

Apetecía repetir Islandia, un destino que tiene algo que te atrapa. Esta vez queríamos visitarlo en verano, para poder apreciar todos los contrastes que la nieve de invierno oculta. También disponíamos de más días y la idea era dar la vuelta a la isla, sin olvidar el sur, que ya conocíamos.

14 días, 2884 kms

14 días, 2884 kms

LOS BILLETES

El viaje fue un poco improvisado y compramos los billetes con muy poca antelación, aunque tuvimos suerte por las fechas que eran: 400 euros ida y vuelta, en vuelo directo con Vueling desde Barcelona. Volamos del 15 al 29 de agosto, y ajustamos nuestras fechas al precio más barato gracias al cuadro comparativo que ofrece el buscador KAYAK. Si tienes fechas flexibles, recomendamos su uso ya que puedes ver el precio más barato ida-vuelta según los días. Otra página que usamos a menudo es Skyscanner. que también ofrece una vista mensual de precios.

EL COCHE

Desde la misma web de Vueling, contratamos el coche de alquiler con Hertz, estilo Toyota Auris, para 4 personas y sus equipajes. También contratamos el seguro de cobertura completa desde la misma web de Vueling, ya que tantos días viajando, y con algunas carreteras de tierra, siempre puede suceder algún imprevisto.  Una vez allí, Hertz nos ofreció también el seguro: hay que estar alerta con esto y asegurarse antes de viajar cómo estamos cubiertos para no pagar de más. En total nos costó 1043 euros. Los alquileres no son baratos, y menos para tantos días, así que procurad reservar con más antelación que nosotros y si sois 4 a repartir gastos de coche, mejor que mejor. Fijaos también que tengáis kilometraje ilimitado para no pagar de más. El coche lo recogimos en el aeropuerto y lo dejamos también allí, para no depender de transporte público en cuanto a horarios y comodidad (es lo mejor que pudimos hacer).

EL ALOJAMIENTO

Como íbamos a llegar de madrugada, también salimos con el alojamiento de la primera noche reservado. Un albergue en un polígono en las afueras de Reykjavik: íbamos a dormir pocas horas y ya disponíamos del coche, así que era la opción más económica. La ventaja de viajar 4 personas es que puedes alojarte en habitaciones de 4 sin tener que compartir con nadie más, eso sí, haciendo pequeñas concesiones como baño compartido. MUCHO OJO con las fechas de reserva si llegáis de madrugada: nosotros nos equivocamos en el día de entrada, por suerte nos dimos cuenta y pudimos cambiarlo.

El resto del viaje hicimos acampada, exceptuando un par de días en albergue para reponer fuerzas y lavar la ropa. Es la opción más económica, aunque quizá no la más cómoda, si viajas con un presupuesto ajustado y sin la ruta definida antes de salir de casa. El hecho de no haber reservado con antelación, hace complicado en según qué fechas improvisar alojamiento bajo un techo, así que la acampada nos dio más libertad en ese sentido.

La mejor opción para acampar en Islandia es la Camping Card. Por sólo 149 euros (ha subido un poco en 2017), da derecho a acampar a dos personas en los campings asociados alrededor de la isla durante 28 días seguidos, una verdadera ganga. En su web puedes consultar el mapa y comprarla, aunque nosotros la compramos directamente en la oficina de turismo de Reykjavik para evitar pérdidas por correos o que no llegara a tiempo. No incluye la tasa turística por noche, aunque sólo se trata de 111 ISK (corona islandesa), es decir, 1 euro por persona aproximadamente. Hay que tener en cuenta que la mayoría no son campings con los servicios que podríamos encontrar en campings de larga estancia: muchos se limitan a una zona de acampada con baño y una zona para limpiar los platos. La mayoría tienen duchas y pocos servicios más. En el libreto que te entregan al comprar la tarjeta (y también en la web) se pueden ver los servicios que ofrece cada zona de acampada. Por cuestiones de ruta, algún día campamos en campings no incluidos en la Camping Card.

camping-card-2017

EL DINERO

La moneda en Islandia es la corona islándica (ISK), aunque en algunos establecimientos también aceptan euros. Pagar con euros no es aconsejable, ya que cada tienda hace el cambio que quiere y acabaremos perdiendo dinero. Nosotros salimos de Barcelona con unos 250 euros por persona en ISK, y reservamos las compras grandes para la Visa (gasolina, supermercados…), ya que se puede pagar con tarjeta en prácticamente todos lados (¡no todos!). Si nos quedamos sin ISK, siempre podemos buscar allí un banco para que nos hagan el cambio.

corona-islandesa

¿Preparados para seguir con la ruta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s